Agosto 2019
L M X J V S D
« Ene    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

¿Quien es El Espíritu Santo?

 Bien, José. El 08 de marzo te envié un correo sobre el Padre y el Hijo con el título de: "Una respuesta posible". Allí me explicaron quienes son el Padre y el Hijo. Me gustaría, caso sea posible, lo publiques junto con la del Espíritu Santo, así tendremos una idea clara de quien y como sea Dios.

Vamos al tema. "Spiritus Domini." "Hace algunos días atrás hemos conversado sobre el Padre y el Hijo y dejamos para otra oportunidad hablarnos del Espíritu Santo. Antes una introducción. Nos permitiremos tratar contigo, Juan, sobre este tema, mas, desde ya queda muy claro que el texto es Nuestro y no tuyo.

Si bien hay cosas que responden a tus estudios y reflexiones, pero, la esencia, el centro de la exposición es Nuestra. Decimos esto porque las iglesias y nos referimos en especial a la iglesia romana y a las protestantes que exigen que todo sea aprobado por ellas, como si ellas fueren la verdad y no Nosotros.

No seguimos y ni pertenecemos a ninguna iglesia o religión. Seguimos lo que está en la Escritura Occidental, si bien hay mucho en la Oriental, pero, ustedes son Occidentales, por tanto respetaremos las fuentes. Las citaciones serán indirectas y quien quiera controvertir que encaje cada citación con la Sagrada Escritura. A las iglesias, en particular a las ya citadas, les decimos que se abstengan de condenaciones, porque ninguna está autorizada por Nosotros.

Todo este texto siendo Nuestro, es de Nuestra responsabilidad. Tú, Juan, eres un simple canal y nada más. Un canal.

 El texto. "Conversamos ya sobre el Padre y el Hijo. Y dijimos algo sobre ambos, si bien quedó mucho a decir que despacio iremos informando, porque es imprudente abrir el tesoro de la Verdad inadvertidamente.

Es del Espíritu Santo que brota toda la Luz. – ¿Quién es el Espíritu Santo? – ¿Cuál es su función? -¿Cómo se constituye? -¿Hay Dones del Espíritu Santo?. – Si existen Dones, ¿cómo son y para qué son? – ¿Dios se constituye por o del Espíritu Santo? – La Creación del Padre y administrada por el Hijo, ¿forma parte de la Mente del Padre y, por tanto, de Él mismo? – Si la Creación, caso forme parte del Espíritu Santo, ¿la Creación lo manifiesta en plenitud de formas que viéndola, vemos el Espíritu Santo, tal como podemos visualizar la Luz del Padre? -

¿Quién es el Espíritu Santo?

Es el Señor de la Luz. Quien procesa toda la Energía así la visible desde los átomos, moléculas, pasando por las del pensamiento, de la mente, de las emociones y llegándose al Macro Cosmos por entero: Galaxias, Constelaciones, Grupos Estelares, toda la Creación del Padre, Quien retira de toda esta inmensa Luz, su propia Creación, constituyéndola de sus entrañas por el Amor que crea "ad Infinitum" y expresa en toda la Creación, esta Luz grandiosa que, como un Sol, genera eternamente la Energía expansiva de los Cosmos visibles y no visibles eternamente, sin fin.

Es una hornada ardiente de Luz y Energía, creadora, inteligente, voluntariosa, selectiva de sus frecuencias, vibraciones que se expande en ondas visibles e invisibles como una nube que envuelve la infinitud y la eternidad de los Cosmos, Universos tanto por la intención, atención de los pensamientos, emociones, haciendo lo que ustedes llaman la materia, como formando los espíritus diversos en la intensidad de la luz, a fin de pasar al Padre sus elecciones para su Creación.

Es de esta Luz tan grandiosa, tan pura, que el Padre arranca, elige su Creación, que la manifiesta mediante el Hijo, Señor de la salvación, de la redención en el ejercicio de su Sacerdocio para el Padre y para el Espíritu Santo. Quien, así procediendo, constituye la Iglesia que reúne lo visible con lo invisible, volviéndose el Rey y Señor.

Ustedes se impresionan y Nos referimos a quienes escudriñan el Universo con sus máquinas, por ustedes llamadas telescopios, microscopios, sintetizadores de células, tejidos, DNA, sepan que todo eso forma parte de la Energía y Luz del Espíritu Santo y por intermedio de ese estudio, análisis, ven su acción. Sepan: toda Energía proviene del Espíritu Santo.

Ustedes no parece se impresionen sobre la formación de una criatura sea en el útero de la Tierra como en el útero femenino de una madre, mas, sepan que una madre quien y como fuere es el habitáculo del Espíritu Santo. De donde se concluye que todo hombre o mujer que practican un aborto, cometen no sólo un crimen como el pecado contra el Espíritu Santo para el cual no hay perdón ni redención. Sepan que quienes abortan, cuando pasaren al mundo espiritual se les exigirá severa cuenta hasta de un solo aborto.

El ser creado, ustedes saben, ya lo hemos dicho y explicado anteriormente cuando hablamos del Padre, comienza desde una insignificante semilla y dentro de toda y cualquier semilla ya está depositada la Energía de la Vida que es la del Espíritu Santo y jamás se puede admitir que porque sea una semilla no hay el ser propio de esa semilla, no. Allí dentro de ella están todos los códigos, códices, para el desenvolvimiento de la vida conforme a la semilla y si ustedes concientemente la destruyen, destruyen todo esos códigos, códices, toda la Vida y así ustedes atentan contra el Espíritu Santo y si atentan contra Él no existe ningún perdón, ni redención, porque, El Padre y el Hijo, siendo constituidos por el Espíritu Santo, atentarían contra Ellos mismos, permitiendo que se atente contra el Espíritu Santo, por eso no existe el perdón.

Realmente y lo decimos sinceramente: ¡Ay de los hombres y mujeres que practican el aborto de forma conciente e intencional!. !Mejor hubiera sido que jamás hubieran nacido!. No digan las mujeres que abortan porque tienen derecho a su cuerpo. Nadie, absolutamente nadie, pero, sepan de una vez por todas, nadie es nadie, tiene el poder para atentar contra la Vida, sea ésta como fuere, donde, cuando, como, para que, con que, fuere, no importa. Ustedes hombres y mujeres no tienen ningún derecho sobre la Vida, absolutamente ninguno.

La Vida es el supremo bien, porque es el bien supremo del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Y cuando hablamos de Vida nos referimos a toda ella, ya que todo es Energía y si es energía es el Espíritu Santo. La Vida Espiritual. La Vida de los Sentimientos. La Vida de la Mente. La Vida de la Psiquis. La vida Física. La vida Sexual. La Vida Afectiva. La Vida de las Plantas, La Vida de los Árboles. La Vida de los Animales sean como, donde fueren. De las Aguas. De los Mares. De las Galaxias. De las Constelaciones. De todas las Humanidades.

Porque todas las Humanidades, porque todas salidas del Padre como elección suya de la Luz del Espíritu Santo, expresan cada una a su modo y a su naturaleza, la voluntad, la intención no sólo del Padre como del propio Espíritu Santo. Insistimos, todavía, en la Vida de los Átomos, Células, Genes, Iones. Los productos químicos; el proceso transgénico, la manipulación del DNA, de los Genes, la alimentación química, el uso pervertido de los aparatos llamados de transmisores como los de telecomunicaciones en la dirección negativa, castradora, tal como es toda la TV de ustedes, celulares, computadoras, el uso destructivo de la energía nuclear, eléctrica, todo esto usado concientemente contra la Vida, es el pecado contra el Espíritu Santo.

Las Naciones, los Sistemas que así proceden no existirá misericordia para ellas. Todavía, insistimos. Las religiones e iglesias "per se et in se", porque condicionan, presionan, bloquean la conciencia, desinforman intencionalmente, todas atentan contra el Espíritu Santo y por eso Nosotros, las negamos. Y les afirmamos, sí, las destruiremos una a una. Y ya las estamos destruyendo.

Nos parece claro este iten referente a quien sea el Espíritu Santo. Como nos parece claro la información que se refiere al proceder de ustedes contra el Espíritu Santo. Hemos expresado el concepto del pecado contra el Espíritu Santo. Y una palabra final, antes de ir adelante. Una palabra de ánimo y de aprobación para los Científicos que de alguna manera entienden y manejan lo que llaman de Física Cuántica. Estos Científicos tienen Nuestra aprobación, porque adelantamos aquí. La Física Cuántica responde aproximadamente a lo que sea la Creación y las Energías. Responde a cómo sean el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

¿Cuál es la Función del Espíritu Santo?

Sobre el parágrafo anterior dijimos quien era el Espíritu Santo. Para que todavía se fije en la mente de ustedes citamos indirectamente: El Génesis. El Éxodo. El Libro de Isaias. Los Libros de los demás Profetas como: Ezequiel. Jeremías. Allí hay una basta información. Citamos todavía: en el Nuevo testamento a: Juan tanto su Evangelio como sus cartas y el Libro de la Revelación. En éste último, se encuentra una información riquísima sobre lo que hemos tratado. Todavía el Evangelio de Lucas en sus primeros capítulos y en la citación de las Parábolas, en especial la del Hijo Pródigo que retrata fielmente quien y como sea el Padre. La acción del Espíritu Santo y la mediación del Verbo. El Libro de los Actos de los Apóstoles. Las cartas de Paulo: A los Romanos; a los Efesios; a los Hebreos; a Tito. Queremos confirmar que Paulo ha entendido perfectamente quien sean: el Padre, el Verbo, el Espíritu Santo. Todavía. Citamos indirectamente a Filósofos como: Platón, Aristóteles, Agustin de Hipona. A los místicos Juan de la Cruz; Teresa de Ávila. Y por fin a todos los Científicos de la denominada Física Cuántica.

La función del Espíritu Santo es fundamentar la única energía que alimenta los Mundos Físicos y Espirituales para ofrecer al Padre el elemento esencial para manifestar la Creación que es: el Amor. Entiéndase el Amor como energía integradora, constituyente del Ser físico o no. No se lo entiende como algo sentimental o sexual, y sí energético que reúne, junta, conglomera, congrega, rechaza o no, selecciona a fin de constituir el ser, hacerlo, a fin de que por sus cualidades pueda ser creado, manifestado. Toda la Energía Cósmica que congrega tantas Galaxias, Constelaciones, seres humanos o no, toda la Creación en sí misma es una reunión de la energía llamada: Amor.

La función del Padre es Crear. La función del Hijo es manifestar; juzgar; redimir y la función del Espíritu Santo dar, otorgar, la Energía necesaria para cumplir las anteriores. Y esta energía es el Amor. Por eso que el Espíritu Santo es como una central atómica que fabrica energía. Él es una Central Cósmica que fabrica la energía más poderosa posible y la más pura que es el Amor tal como lo he explicado. El Todo es Amor del punto de vista energético. La grandiosidad de todo esto es su eternidad; su infinitud. Siempre estuvo el Espíritu Santo, siempre. Jamás comenzó. Por eso su santidad la cual es una consecuencia de su ser: la Central de la Luz. De donde se sigue la admiración, de parte del Padre y del Hijo por el Espíritu Santo. De donde se entiende la razón del calor que se siente cuando se experimenta una acción del Espíritu Santo. Como la imagen del viento. La imagen del sentimiento de armonía, de paz, de amor incondicional, de la contemplación, de la unidad, de la Vida por doquier.

La expresión: lleno del Espíritu Santo es la sensación de Luz plena, Calor pleno, o sea, la sensación de un Amor Pleno. He aquí la función del Espíritu Santo.

¿Cómo se constituye?

La constitución del Espíritu Santo es Energía Pura. Luz Pura. Sin mancha de especie alguna. Es Inteligencia de esa Energía que lo hace. Es Voluntad que lo impulsa. Es Acción que reúne y congrega. No es criatura. Pero, su energía y su luz, su inteligencia, forma un ser de Luz que puede o no, tener forma humana, decimos, forma, apariencia. Mas que los ojos humanos jamás llegarán a verlo, sólo se lo podrá sentir. Su experiencia se hace por conductas de criaturas que a través de la Energía pueden decir algo de su constitución, como el viento, como la luz, como el calor, como el sentimiento de unidad, de amor incondicional. Del funcionamiento de las células, átomos. De los sistemas físicos y químicos. Ésta es la constitución del Espíritu Santo.

¿Hay Dones del Espíritu Santo? Sí, hay. Y son innumerables. No apenas siete Dones.

Si existen Dones, ¿cómo son y para qué son?

Los Dones son acciones, regalos, que el Espíritu Santo, mediante el Verbo, otorga libremente a espíritus que el propio Espíritu elige, sin ningún merecimiento de parte de ellos y sólo por libre elección fundamentada en un proceso como de atracción de parte del espíritu quien de alguna forma, vibra en la dirección del Don y por Amor, el Espíritu Santo lo concede. Este proceso es inconsciente para el espíritu elegido que lo recibe sin pedirlo y sin saberlo al nivel de conciencia.

Los Dones no se califican por religión o creencia, ni por cultura, ni por la sociedad, nada que sea temporal o físico, se califican por una cuestión de Energía Amorosa, conocida por el Espíritu Santo. Hay muchísimos Dones porque la acción del Espíritu es desconocida, no planeada para la criatura, ya que sopla donde, cuando y como quiera. Quien sabe, hasta una criatura irracional pueda de alguna manera manifestar un Don del Espíritu Santo y realmente existen criaturas que así lo hacen como algunos animales tales como el León, el Tigre, las Ballenas, los Golfiños, las Palomas.

La Naturaleza expresa a veces, algunos de estos Dones tales como la belleza, la armonía. Lugares en los que se experimenta una paz y serenidad realmente extraordinarias que parecerían como que son habitáculos de Dios.

El Don de la sabiduría. El Don de la inteligencia. El Don de la Fe. El Don del Amor incondicional. El Don de la Paz. El Don del silencio. El Don del arte. El Don de la música más claramente, de la música que interpreta las sensaciones de grandeza, afecto, tales como algunos autores se conocen por su fuerza y por su grande sensibilidad. El don de la pintura. El don de la danza o sea la materialización de las formas armónicas en su movimiento. El Don de la selección de los espíritus. El Don de leer las conciencias. El don de todas las manifestaciones de la energía subconsciente con todos sus fenómenos que se conocen. El Don de la mansedumbre. El Don del perdón. El Don de la curación. El Don de exorcizar la energía reversa. El Don de Profecía. El don de videncia del otro lado no físico o espacial.

Los Dones del Espíritu son prácticamente infinitos. La función de todos estos Dones es para el servicio de todos en el sentido siempre del ser. Se destinan para que el ser sea más ser, viendo y sintiendo la acción existencial y espacial de estos Dones. Tienen una función ontológica y no social y mucho menos económica.

La persona que goza de algún Don, es fiel a él cuando su vida lo expresa y lo pasa adelante por sus actos, su forma de vivir, sus palabras. O sea su integridad de ser con su existir. No se precisa estudiar o diplomarse en alguna Universidad. Ejemplos. Mozart tenia el Don de la Música. Igual a Beethoven y a tantos otros. Aristóteles tenia el Don de la Filosofía. Los Místicos tienen el Don de la vivencia y ciencia de Dios. Newton tenia el Don de la Física como Eistein. Nostradamus el Don de la Profecía y tantos Profetas que pasaran.

Los Dones del Espíritu Santo es su grandiosa riqueza y más que todo eso, la energía de su Amor infinito.

¿Dios se constituye por o del Espíritu Santo?

Sí, la constitución de Dios es por y del Espíritu Santo.

Quiere decir que ¿el Espíritu Santo es mayor que el Padre y el Hijo?

No se trata de mayor o superior. Se trata de entender la modalidad de Dios.

Dios es trino en sus funciones y uno en su Naturaleza. De esta forma el Espíritu Santo está en el Padre y en el Hijo como formando la energía que los constituye y sustenta. El Padre está en el Espíritu Santo como sustentando la energía de Luz y de Amor. El Hijo está en el Espirito Santo como reuniendo toda esa energía y todo ese amor. El Espíritu Santo está en el Hijo como transmitiendo la energía que purifica, ordena, santifica.

La imagen esclarecedora representada en los primeros versículos del Génesis donde se habla que el Espíritu planeaba sobre las aguas en una Tierra vaga y vacía. El Padre pronuncia la palabra que se haga y esa palabra es el Verbo. Tenemos, entonces, el Espíritu Santo con su energía de Luz y de Amor. La acción Creadora del Padre y el comando de la manifestación por el Verbo, su Hijo. He aquí la reunión, la unión de estos tres Seres, cada uno con su función, formando una unidad en una sola naturaleza, la manifestación de un solo y único Dios en tres, diferentes mas iguales, integrados, amalgamados, procediendo en una Unidad. La figura perfecta del Cosmos uno y trino. Energía; Creación; Juicio y Redención. He aquí Dios pleno y absoluto.

Acabó así el misterio, lo oculto y nació la visión nueva del único y verdadero Dios. Tal como Él ES. Su acción. El Espíritu del Señor que llena todo el Orbe de la Tierra.

La Creación del Padre y administrada por el Hijo, ¿forma parte de la mente del Padre y, por tanto del propio Espíritu Santo?

La respuesta es sí. Por la razón arriba citada. La Creación manifiesta el Espíritu Santo tal como manifiesta el Padre. Al vernos la Creación sin duda vemos al Espíritu Santo junto con el Padre y a ambos por entero. Toda la Energía, todo el Amor, toda la Acción, toda la Providencia, toda la Belleza, todo el Orden, todo el Ser de todos en una unidad indescriptible, armónica, envuelta en Luz y Paz indescifrables.

He aquí la presentación del Espíritu Santo que jamás, nunca, ninguna religión o iglesia les ha dicho, sólo ahora, porque los tiempos son llegados, según el cumplimiento de la Profecía de Joel que dice que los Hombres serán enseñados por Dios.

A Vos, Señor de la LUZ, todo nuestro amor y reverencia por tan grande excelencia, en la acción del Padre, mediante el Verbo su Hijo en una unidad trina.

Te convidamos, Juan, y por ti a todos, que se reúnan y juntos estudien, contemplen, pidan inteligencia y Fe, abriendo sus conciencias y corazones, a fin de que el Señor de la Luz, los penetre, los llene, los fecunde y conforme son, los divinice en el Padre con su Hijo. Amén.

Y así concluye toda esta explanación que "escuché" en una de tantas madrugadas.

Observación. Caso todo este artículo venga a público, personalmente solicito que lo lean atentamente sin ningún preconcepto de crítica, sino más bien, procurando entender. Sé que es difícil, pero, si usted goza de un corazón sincero y de una mente abierta, alcanzará su comprensión que sin duda cambiará toda su vida. Sé que la publicación de este texto, caso se publique, provocará una controversia espinada, no importa. Lo que importa es que de una vez por todas salgamos de este marasmo referente a Dios, provocado por tantas religiones, iglesias, que lo que sólo han hecho es destruir la verdadera realidad de Dios, matando por la conciencia a todos los seres Humanos. Porque Dios merece toda esta atención, todo este respeto. Y que la Ciencia como un todo entienda que no es como dicen que es, y que lo que dicen, hay algo que se aproxima a lo que es. Pues Dios es Ciencia, Teología, Filosofía, Parapsicología. Mas, lo que ciertamente no es, es un ser religioso, creyente. Esto sin ninguna duda, Dios no es.

Grato. Juan Carlos Rodríguez Aguirre

1 comment to ¿Quien es El Espíritu Santo?

Leave a Reply

 

 

 

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>